San Judas Tadeo

San Judas Tadeo

Quien fue San Judas Tadeo

San Judas Tadeo, nació en Séforis, provincia de Galilea, población cercana a Nazaret. Era hijo de Cleofás y María, Cleofás era el hermano de San Jose, lo que quiere decir que judas Tadeo, era primo de Jesús.

Era hermano de uno de los apóstoles, Santiago el Menor, que fue a su vez, obispo de Jerusalén. Tenía otros dos hermanos, Simón ( no el Apóstol) y José.

San Judas Tadeo, trabajaba como agricultor. San Judas sufrió martirio en Suanis, ciudad de Persia, donde habían trabajado con esmero como misionero. Según la tradición católica, a Judas Tadeo le habrían aplastado la cabeza con un mazo y se la habrían seccionado con un hacha. De allí que se le represente con alguno de estos instrumentos de muerte en la mano. Trasladaron su cuerpo a Roma y sus restos se veneran ahora en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano.

tarot por teléfono

Los evangelistas San Mateo y San Marcos dan a Judas el sobrenombre de “Tadeo” que significa “hombre intrépido, generoso”. En la antigüedad, el apodo correspondía a la forma de ser de la persona.

El campo de acción apostólica de San Judas fue amplísimo; evangelizó primero la Judea, después Mesopotamia y, finalmente, Persia, llevando por todas partes la luz de la verdad, transmitiendo La Palabra del Señor y obrando, en su nombre, los más preclaros milagros: el número de los discípulos aumentaba de día en día, atraía a sí muchísimos cristianos, nombraba Diáconos, Sacerdotes y Obispos, fundando Iglesias Cristianas en todas las regiones que atravesaba.

Regresando a Persia, se reunió con el Apóstol San Simón y ambos combatieron fuertemente las herejías de Zaroes y Arfexat, sacerdotes idólatras que habían confundido la conciencia de aquel pueblo, llevándolo a revolverse en contra de la palabra y las obras de los dos Santos Apóstoles.

La imagen representada por San Judas Tadeo es: un libro en la mano izquierda; que representa la Epístola que escribió, y que figura entre los libros sagrados de la Biblia, la escribió en Palestina, antes de su ida a Persia.

El hacha que sostiene en su mano derecha es símbolo de su cruento martirio y la llama sobre su cabeza representa su fe y su contacto con lo divino.

Peticiones a San Judas Tadeo

Realmente, este santo esta considerado como uno de los más milagrosos y el más intrépido.

Se hace llamar como el Santo de los desamparados o las causas perdidas, ya que su forma de actuar, es rápida y eficaz, en cualquier situación de desesperación, cierre de caminos, o situación difícil.

Es importante que cuando invocamos a cualquier santo, lo hagamos con fe, ya que esta, también ayudará a darle más fuerza a nuestra petición o plegaria.

El tipo de peticiones que se le puede realizar a San Judas es amplia, temas como trabajo, situación difícil con familia, pareja, etc… el ilumina el camino, siempre acompañado con la justicia divina, para aclarar el tema en cuestión en algún momento malo de la vida.

Tipo de Velas para pedir e invocar a San Judas Tadeo

Se aconseja, hacer una novena, que consistirá en 9 velas de tamaño pequeño, acompañada de una petición clara sobre el tema a tratar, y una estampa del santo para darle fuerza.

La novena consiste en empezarla, en este caso, los Miércoles, día de la comunicación, con Luna Llena, y a partir de ahí, encender una cada día, los 9 días consecutivos, esto hará que la energía se mueva, creando la comunicación con este santo, y dejando que él y su poder, actúe en el tema que te preocupe.

Otra manera, es simplemente encender un velón, que ya está preparado con el nombre de San Judas Tadeo, acompañado de su oración o estampa. Esto también se puede hacer como acto de gratitud hacia él.

Es recomendable, que siempre que se haga una petición, a San Judas, o cualquier santo, si nuestra plegaria o petición, ha sido concedida, se encienda después una vela de color blanco para dar las gracias a esa entidad.

San Judas Tadeo fue un hombre y santo con gran bondad y generosidad, destacado por eso, y junto a su valor, puede que te aclare dudas en tu vida o situaciones difíciles.

Más artículos sobre Santos

Más sobre Magia